Aprendizaje

Proporcionar a nuestros estudiantes una experiencia de aprendizaje segura, de apoyo y de alta calidad es funtamental. Por lo tanto, los estudiantes pueden optar por realizar su semestre en línea, en persona o como un híbrido de los dos. No todas las clases estarán disponibles en línea. Cada estudiante debe valorar bien su selección del formato en que tomarán sus clases, ya que podría afectar la trayectoria hacia la graduación.

De las 11,000 clases de este semestre, varios miles se presentarán en línea. Las 400 clases más grandes se reunirán únicamente en línea, todas las cuales ofrecerán conferencias remotas, con experiencias de aprendizaje en persona dirigidas por asistentes de enseñanza. Las aulas se asignarán a los cursos de manera que cuando asistan todos los estudiantes inscritos en ese curso, no se ocupe más del 40% de los asientos del aula.

Para facilitar la inscripción para el semestre de otoño, no se cambiarán los períodos de transición entre clases, por lo que los horarios de los cursos permanecerán como estaban cuando los estudiantes se inscribieron, excepto en aquellas clases que deben cambiarse por razones de densidad. Cada curso tendrá un plan de continuidad de instrucción, incluida la designación de un compañero de enseñanza que se hará cargo de la clase su enfermara el instructor.

El precio de matrícula se mantendrá igual tanto para cursos en línea como para cursos presenciales en el campus. La universidad cumplirá con todos los contratos de residencias universitarias que sean propiedad de la universidad, y las facturas de vivienda de los estudiantes se ajustarán debido al tiempo reducido en el campus.

Ilustración de dos estudiantes en portátiles sentados en una ventana